jueves, 11 de septiembre de 2014

Rayando en una Sala de espera...



Las salas de espera de los hospitales y clínicas de este país son lugares en los que los colombianos lamentamos estar. Independiente de si te encuentras esperando atención médica o  acompañando a un familiar, estos espacios que conjugan la estreches, la burocracia deshumanizante y la certeza de que tenemos un pésimo sistema de atención en salud, son el ejemplo terrenal del purgatorio.


Uno previo a la muerte, donde lo peor no es la posibilidad del deceso, a la larga inevitable, sino el silencio que impone la santidad del espacio clínico, silencio que nunca se consigue en una sala de espera, silencio que se queda en un constante barrullo sonoro, en la suma de discretos susurros, enconados murmullos, en suplicas apagadas, que matan la paciencia y abruman el espíritu con cada segundo de espera… Este paisaje sonoro fue grabado en la sala de espera de la Clínica Medellín, sede centro (Medellín-Colombia).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...