jueves, 22 de marzo de 2012

Un vistazo al empleo informal


Como cualquier urbe, Medellín,  cuenta con una realidad laboral de fuertes contrastes, en la que el empleo informal ronda por el 47%, según estudio hecho por ASCOLFA en 2011. El siguiente es un vistazo por cinco de los empleos informales más comunes en la ciudad de Medellín, “empleos” que dejan ganancias variables de entre 5 a 25 USD a estas personas. Lo siguiente, no es más que un boceto y una corta descripción.


Cantante ambulante 


Cantantes ambulantes, suben a los buses del transporte público de la ciudad, con el permiso del chofer. Acompañados por una pista musical interpretan canciones originales o covers, con calidades interpretativas que te pueden provocar desde un coma hasta una epifanía. Al final de cada presentación, que consta de entre una y tres canciones, solicitan a los pasajeros una colaboración en dinero cuyo monto dependerá de quien desee darla.



Venta de minutos a celular

Venta de minutos a Celular: estas personas se encuentran virtualmente en cada esquina de la ciudad —a menos que necesites su servicio con urgencia, en tal caso no les encuentras— se trata de una persona que de manera informal ofrece un servicio de comunicación telefónica a cualquier operador móvil, muy útiles para usuarios prepago (como yo). El servicio lo prestan por un coste de entre 200 y 300 pesos colombianos, menos de un cuarto de dólar, los identificas fácilmente  por el chaleco azul que todos usan para cargar entre tres y cinco teléfonos (todos ellos los indestructibles Nokia 1100) y por los grandes letreros que portan con la leyenda: Minuto a 200.


Venta de medias (Calcetines)

Venta de medias: siempre en promoción, puedes hacerte de tres pares por el coste de 1USD. Existen dos modalidades de venteros: el viajero, quien recorre las calles de barrios residenciales anunciando a gritos su servicio y promociones, tratando de pescar al ama de casa cuyo hijo y/o marido necesita calcetines nuevos. El segundo, el tenderete: Regularmente es una señora, con silla y mesa por equipo, que se sienta en las aceras del centro de la ciudad, muchas veces robando algo de espacio público. Ella  —a diferencia del primero— no suele gritar y tan sólo musita: “a la orden cariño”, cuando la mirada de un transeúnte se ve atrapada por el colorido muestrario de medias. 


Venta de MP3 y películas

Venta de películas y música pirata: El mal moderno de las grandes compañías, el pan de cada día que llena el estomago de miles de millones de personas en el planeta. Aquí hablo de las personas al final de la cadena, el ventero, quien generalmente no entiende del negocio multimillonario de las mafias que piratean contenidos o de las pérdidas que alegan quienes comercian desde la “legalidad”, el ventero simplemente busca alimento con el comercio de estrenos de temporada y el último álbum del artista de moda. En Medellín los venteros de MP3 y películas los encuentras en semáforos, subiéndose a los buses, recorriendo las calles, con puestos en el centro de la ciudad y hasta en centros comerciales (la verdad sea dicha), con 1 o 2 USD encuentras lo que quieras y si no lo tienen te lo consiguen para mañana por el mismo coste.


Venta de chicle, cigarrillo y menta.

Chicle, cigarrillo y menta: Éste último empleo informal es el que más me conmueve y lo hace profundamente. Los venteros de cigarrillos, dulces y goma de mascar al menudeo, son a partes iguales infantes y personas de la tercera edad, algunos recorren las calles de la ciudad y otros por los achaques naturales a su edad comparten un asiento en alguna esquina. A los ancianos, olvidados por el estado, sin posibilidad de acceder a una pensión o a un empleo formal, sólo les acompañan otros venteros informales y las variables ganancias del día a día. En el caso de los niños son muchas las causas que los llevan a las calles, desde necesidad, falta de oportunidades y en últimas explotación.

Éste es un superfluo vistazo a un fenómeno que afecta  en diferentes escalas a todas las urbes del planeta, esto es lo que hoy vi y retraté en mi ciudad.

4 comentarios:

  1. Y se le tiene la canción para ambientar el post: http://www.youtube.com/watch?v=9OxJoxeZOs8&feature=related

    ResponderEliminar
  2. Que buena entrada. Me gusta las descripciones que haces. Me parece muy bien logrado el dibujo del ventero de chicle, cigarrillo y menta, se nota por los trazos el especial afecto. Una situación muy compleja, retratada sutilmente con la poesía del lápiz y el color.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, no sé si en realidad haya hecho todo eso que me atribuyes, pero me alegra que te guste.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...